A propósito de las mejores series cómicas

Una de las categorías que más novedades acoge este año, en la carrera por los Premios Emmy, es la de mejor serie cómica. Las propuestas son del más variado pelaje pero parece difícil que consigan imponerse a las sitcoms más consolidadas. Un año más -y ya van tres- Modern Family se perfila como la clara favorita -la número uno en todas las apuestas- para llevarse el galardón a la mejor comedia. Ha subido y consolidado su audiencia -el cuarto programa de televisión más visto del ranking correspondiente a la temporada 2011-2012, entre adultos de 18 a 49 años, y el primero de ficción- y ha mantenido un prestigio similar al de años anteriores. Bien es cierto que, en número de espectadores totales, tanto The Big Bang Theory (15,82 millones) como Dos hombres y medio (14’64 millones) superan con cierta distancia a Modern Family (12,93 millones). Sin embargo, es precisamente ese perfil de espectador más amplio que tiene la serie de ABC lo que le garantiza, de momento, la victoria.

 

A su lado, Rockefeller Plaza y Parks and Recreation son manjar para unos pocos. No obstante, ambas mantienen un buen grupo de fieles seguidores (y defensores) con una aceptación entre los académicos más que probada. Aunque la primera no ha tenido su temporada más triunfante y sólo le restan 13 capítulos para cerrar. Otra sitcom que tiene una amplia parroquia entre los votantes es Larry David, que emite con éxito la cadena por cable HBO. A pesar de que últimamente no tiene una regularidad anual -Larry David la pone en marcha cuando quiere y siempre jura no volver a hacerlo- no ha habido temporada que la Academia no haya nominado -bueno sí, la primera, pero seis nominaciones de siete entregas son muchas para pasarlo por alto-. En otras palabras, si nada falla, el creador de Seinfeld volverá a estar presente entre los candidatos en su condición de productor -por lo menos-.

 

Por su parte, The Big Bang Theory se ha ido asentando poco a poco entre las preferencias del público norteamericano hasta convertirse en la comedia más seguida (en número de espectadores) de esta temporada. Una cualidad que la Academia no puede pasar por alto y más considerando que el año pasado ya rompió su mala racha nominándola, por primera vez, como mejor serie. Su protagonista, Jim Parsons, ha ganado dos años consecutivos el Emmy como mejor actor y vuelve a estar en la mayoría de las apuestas -siempre es un buen apoyo para la candidatura de la serie que sus intérpretes partan como favoritos en sus respectivos apartados, aunque no es fundamental-. La quinta temporada ha mantenido el nivel de comicidad de las anteriores y ha repartido más el protagonismo entre sus integrantes. Quizá Mayim Bialik (Amy) y Melissa Rauch (Bernadette) tengan también opciones en las categoría secundarias. Lo veremos.

 

Las cinco series parecen las candidatas más probables hasta el momento. ¿Pero de quién será la sexta plaza? Glee no sólo ha descendido considerablemente en audiencia sino que como ficción navega a la deriva hace ya tiempo. ¿Será el turno de una serie de culto como Louie o echarán mano de las múltiples novedades de esta temporada? Lo cierto es que Louie ya consiguió interesar el año pasado a dos importantes gremios votantes (actores y guionistas) y, a falta de competidoras más serias, es la mejor opción. ¿Qué será de The Office sin Steve Carell? ¿Conseguirá esta serie, nominada en las últimas seis ediciones, superar el bache? Lo cierto es que la comedia de NBC ha sabido mantener la dignidad y los espectadores no han huido en estampida, algo que fácilmente se podría premiar en las papeletas.

 

Las chicas de Girls (HBO)

 

Pero en un año con tantas novedades será difícil que no se dejen tentar por alguna. ¿Pero por cuál? New Girl y Don’t trust the B— in Apartment 23 quizá tengan un perfil demasiado juvenil, de esos que hay que dejar macerar no nos vayamos a equivocar. Girls (HBO) estaría en una situación parecida, pero su naturaleza indie y su voluntad rompedora están haciendo el suficiente ruido para superar este ligero prejuicio. Dos chicas sin blanca (2 Broke Girls), a pesar del éxito de público, no creo que esté en las mismas condiciones de competir, tenga el perfil que tenga. Up All Night y House of Lies no han terminado de cuajar -la segunda carga con cierta maldición para las comedias de Showtime-. Así nos quedan dos estrenos de HBO: Iluminada y Veep, ambas dirigidas a un público más adulto, con mayores ambiciones artísticas y dos carismáticas protagonistas. La serie de Laura Dern está alejada de las convenciones del género y quizá prefieran ver sus derroteros antes de apostar por ella de firme. Así, Veep parece la opción más coherente porque…

 

…les encanta Julia Louis-Dreyfus -eran fans hasta de Las aventuras de Christine-, esta vez con un poderoso personaje (la vicepresidenta del gobierno),

…la serie está bien escrita y dirigida por el equipo de la película satírica In the Loop (2009),

…es dinámica y tiene cierto estilo que recuerda a las comedias mockumentary de éxito (Parks and Recreation, The Office…)

…con trasfondo político en año de elecciones generales,

…y les acoge la cadena de prestigio por excelencia (HBO), ¿alguien da más?

 

EMMYS 2012| Mejor serie cómica [Haz clic para ver nuestra apuesta]

2 Respuestas para A propósito de las mejores series cómicas

  1. jon_snow dice:

    Mis favoritas son Girls y Enlightened. También disfruté mucho de New Girl y Don’t trust the B—. 30 Rock y Parks and Recreation las amo. Me da tristeza que no tengan posibilidades las geniales Community o Happy Endings y tampoco creo que Life’s too short, Wilfred o Californication sean tenidas en cuenta. Entourage y Raising Hope me divierten pero no han estado a la altura. Espero que Louie ésta vez logre estar entre las seis candidatas. Con Modern Family no puedo engancharme. No se, la verdad es la que menos me gusta. Y me molesta muchísimo que tenga su lugar asegurado.

  2. Salva Meseguer dice:

    Hola jon,
    Sí, yo también prefiero ‘Girls’ e ‘Iluminada’. Sobre todo, ‘Girls’ que es la serie revelación de esta temporada, en cuanto a comedia se refiere. Y ya venía siendo hora. ¡Por fin un poco de frescura al formato!
    Yo a ‘New Girl’ y ‘Dont’t trust the B-’ no les acabo de pillar el punto. Siempre tengo la sensación de que intentan ser más graciosas de lo que son. No sé, igual son cosas mías.
    Me dará mucha pena cuando termine ’30 Rock’ (que seguro lo hará por todo lo alto). Así las cosas, ya no tendrán excusa para no nominar a ‘Louie’.
    Tú y yo sabemos que ‘Life’s too short’, ‘Wilfred’ y ‘Californication’ tienen un humor demasiado bizarro para los Emmy.
    Y coincido contigo en mi falta de entusiasmo por ‘Modern Family’, aunque sus intérpretes me merecen un enorme respeto.
    Una vez más, gracias por tus comentarios jon.
    Saludos!!